A partir de hoy y durante todo el fin de semana del Día del Presidente (20 de febrero), todas las obras creadas o donadas por inmigrantes ya no se mostrará en El Museo Davis en el Wellesley College en Massachusetts.

En su lugar, los curadores cubrirán con paños negro las piezas, y colocarán en las paredes etiquetas que digan “Creado por un inmigrante”. Han nombrado esta iniciativa “Art-Less”, destinada a destacar el impacto de los inmigrantes, incluso en el mundo del arte.

“Hemos removido u ocultado estas obras para demostrar simbólicamente cómo se vería el Museo Davis sin las contribuciones de inmigrantes a nuestras colecciones, y con ello honrar sus muchos regalos invaluables”, comunicó el museo.

The permanent galleries at the Davis Museum show the impact of removing immigrant art.

Una de las principales obras que falta es el retrato de George Washington.
No solo fue creada por Adolf Ulrik Wertmüller, un inmigrante que llegó a los EE.UU. en la década de 1790, pero la obra también fue donado al Museo Davis por una familia de inmigrantes.

Black cloth covers art that was given by an immigrant to the Davis Museum.

El museo aproxima que el 20% de las piezas que expone en sus galerías permanentes fueron creadas o donadas por inmigrantes.