Días atrás el titular de MINCETUR declaró que la salida de Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) no afecta a Perú. Esta premisa es cierta siempre y cuando el TPP como tal se mantenga, de lo contrario el Perú perdería acceso a cinco nuevos mercados.

¿Qué es el TPP?

Es un acuerdo que comprende a 12 países del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y que se constituye en el mayor bloque comercial del mundo: un mercado de más de 800 millones de consumidores, 36 por ciento del PBI mundial y alrededor de 25 por ciento de las exportaciones e importaciones mundiales.

¿Cómo beneficiaba a Perú ser parte del TPP?

De acuerdo al Global Economic Prospects 2016 del Banco Mundial, asumiendo que el TPP entraba en vigencia en 2017, al 2030 generaría crecimiento adicional a Perú de 2,1 por ciento del PBI, con un crecimiento de las exportaciones de 11 por ciento, ganancias mayores a las que tendrían México y Chile. Dicho de otro modo, Perú sería el país de América Latina que más se beneficiaría del TPP.

Vale aclarar que Perú ya contaba con tratados comerciales con 6 de los 11 países: Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, México y Singapur. Es decir, en caso de no continuar con el TPP Perú aún cuenta con tratados vigentes con dichos países. Si bien los acuerdos vigentes se han perfeccionado bajo el TPP, las ganancias con estos países son marginales.

La verdadera ganancia del TPP es que nos permitía acceder a 5 mercados con los cuales no tenemos ningún tipo de tratado: Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda y Vietnam. De estos países, los mercados más atractivos son los de Australia y Nueva Zelanda, seguidos de Vietnam, por acceso a mercados y nuevas cadenas de valor. Otros beneficios importantes son la acumulación de reglas de origen (importar productos de otros países y exportarlos como peruanos), que permitirían el establecimiento de cadenas de producción; y la reducción en las barreras de servicios.

¿Qué sucede si se va Estados Unidos?

El mayor riesgo al irse Estados Unidos es que el TPP no entre en vigencia. Este no parece ser aún el caso, y los representantes de los 11 gobiernos que quedan en el Acuerdo buscarán reunirse para definir qué sucede a partir de ahora. Además, se ha pensado en incluir a China en las negociaciones y a otros países de la APEC.

Entonces, ¿nos afecta?

Sí. Cualquier retraso nos afecta pues las potenciales ganancias de entrar a 5 nuevos mercados no se realizan, y en el peor de los caso, el del que el TPP no entre en vigencia, nunca se realizarían esas ganancias. En este caso, Perú debería invertir nuevamente tiempo y dinero en negociar acuerdos regionales.