michiquillay

Tras la tensa coyuntura política que vive el Perú, el Ejecutivo decidió postergar la subasta programada para el proyecto cuprífero de US$2.000 millones, Michiquillay.

Esta puja se realizaría el 20 de febrero del 2018, según fuentes de Pro Inversión y del Gobierno.

Además, precisaron que este cambio de fecha se llevó a cabo debido a que la crisis política afecta la presentación de las propuestas de algunas empresas.

“La coyuntura política añade un elemento de incertidumbre al concurso que dificulta la toma de decisión interna corporativa de cara a la presentación de una oferta económica vinculante al 20 de diciembre 2017”, detalló Pro Inversión en diálogo con El Comercio.

Por su parte, el gerente general de Minas Buenaventura, Victor Gobitz, afirmó que en estos momentos no hay un buen panorama para que se concrete la licitación del proyecto Michiquillay.

Asimismo, el jefe de Estudios Económicos de BBVA Research, Hugo Perea, informó que existen cuestionamientos y sugerencias de mejora por parte de algunos probables postores para la licitación del proyecto.

“Quieren hacer algunas mejoras en el contrato; entendía que esa era una posibilidad que estaba latente”, puntualizó.

En ese sentido, también consideró que la tesitura nacional ha podido afectar en la decisión tomada por el Gobierno.

Por último, remarcó que la postergación no afectará drásticamente el crecimiento ecnomico del país ya que se tenía previsto que Michiquillay entrara con fuerza a partir del 2020.

LEE TAMBIÉN