terremoto

Al menos 61 personas murieron y unas 300 resultaron heridas en la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán y fronteriza con Irak, tras un terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter.

En un principio, el gobernador de Kermanshah declaró que, por el momento, se registraron 30 muertos en diferentes ciudades. Además, precisó en la TV nacional que este balance es provisional y que podría agravarse.

Según el Instituto Geológico de los Estados Unidos (USGS) precisaron que el sismo de 7.3 tuvo lugar a las 18H18 GMT, con epicentro 32 km al suroeste de la ciudad iraquí Halabja y a una profundidad de 33.9 km.

“Cuatro personas murieron” en la localidad de Darbandakhan, señaló el alcalde Nasseh Mulla Hassan. Por su parte, el director del hospital de Kalar informó sobre la muerte de un anciano y un niño.

Finalmente, desde la ciudad iraní de Qasr-e Shirin, en la frontera, el gobernador de la localidad, Faramarz Akbari, maniefestó a la televisión estatal iraní sobre el fallecimiento de otras seis personas.

En Sulemaniya, la ciudad de importancia más cercana al epicentro, los pobladores salieron alarmados a las calles durante lo ocurrido.