virginia

Un grupo de supremacistas blancos convocó una marcha Charlottesville, Virginia, donde dejó este sábado varios heridos por enfrentamientos con grupos “antifascistas” y obligó a la declaración de estado de emergencia de seguridad por parte del gobernador, Terry McAuliffe.

Pese a que el inicio de la marcha estaba previsto para el mediodía en el Emancipation Park, en el centro de la ciudad, minutos antes ya se produjeron los primeros choques violentos.

Según la Policía de Charlottesville, los primeros enfrentamientos se saldaron con varios heridos, sin precisar la cifra exacta o su gravedad.

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, utilizó su cuenta de Twitter para declarar en emergencia para ayudar a “las autoridades a responder a la violencia”.

El organizador de la marcha resaltó en un comunicado que se trata de defender la Primera Enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a “los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en EEUU”.

Cabe indicar que la manifestación ha sido descrita como “el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EEUU”, según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

Charlottesville, situada a 300 kilómetros al suroeste de Washington, cuenta con 46.000 habitantes y es la sede de la Universidad de Virginia.