Corea del Norte

Otto Warmbier, el joven estadounidense que fue detenido en Corea del Norte durante 17 meses y recientemente liberado con una “grave lesión neurológica”, ha fallecido tras pasar meses en coma.

Según su familia, el joven ha muerto por el pésimo trato que recibió en Corea del Norte.

“Desafortunadamente, el terrible trato tortuoso que nuestro hijo recibió de manos de los norcoreanos aseguró que ningún otro resultado fuera posible más allá de la triste experiencia que hemos experimentado hoy”, anunció la familia en un comunicado.

En marzo de 2016, Otto Warmbier fue declarado culpable de crímenes contra el Estado y condenado a 15 años de prisión con trabajos forzados por haber robado un cartel con un lema político del hotel en el que se alojaba el máximo líder de este país.

Cuando lo trasladaron hace pocos días desde Corea del Norte, no realizaba ningún movimiento y no daba señales de entender el idioma o de ser consciente de su entorno.

Finalmente, los médicos de Estados Unidos creen que la causa de su muerte podría haber sido por una sobredosis de droga suministrada antes de ser liberado.