Hace instantes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que su país reconoce la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

“Hoy, finalmente, reconocemos lo obvio: que Jerusalén es la capital de Israel”, ha declarado el líder de EE.UU. 

Además, Trump ha aseverado que ha dado orden al Departamento de Estado norteamericano para que empiece los preparativos que permitan trasladar la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén.

Tensión

Donald Trump cumple otra de sus promesas electorales con esta iniciativa, pero se pone en contra a gran parte de la comunidad internacional respecto al estatus de Jerusalén y el papel que tiene esa urbe para encontrar una solución al conflicto palestino-israelí.

Como se recuerda, algunos grupos palestinos han quemado banderas estadounidenses e israelíes como protesta a la medida de Trump.