La recientemente inaugurada “Alameda de 28 de julio” se ha convertido en cualquier cosa, excepto una alameda. Cables de electricidad adornan el espacio y skaters utilizan las bancas para ensayar sus más ingeniosos trucos. El que se suponía iba a ser un espacio que recupere también áreas verdes, cada vez aspira a consolidarse como un cementerio de árboles.

Según se ha reportado en la red social Facebook, un cibernauta ha registrado cómo varias partes de esta obra “insignia” del acalde Luis Castañeda se encuentran deterioradas. Tan es así que hasta los árboles palmeras que habían sido colocados en varias partes están feneciendo.

En otra fotografía, se aprecia que el césped artificial ha sido arrancado y, en su lugar, ha comenzado a crecer hierba mala. Otra imagen muestra que varias palmeras han perdido sus hojas y son únicamente troncos sin vida.

De igual forma, se muestra que se han colocado postes improvisados en medio de la alameda, para sostener los cables eléctricos que, al parecer, colgaban tanto que llegaban a ocupar parte del recinto.

En otra parte, se aprecia cómo las bancas que ninguna persona utiliza se han convertido en excelentes espacios para que los skaters puedan realizar sus prácticas.

Las imagenes fueron registradas este sábado 14 de abril por el usuario de Facebook Vladimir Velásquez.

 

Dejar respuesta