El Arqueological Institute of America ha reconocido al descubrimiento de Caral como uno de los hallazgos más relevantes del 2016.

En abril del año pasado se dio a conocer al mundo a la “Dama de los Cuatro Tupus”, recuperada en el sitio arqueológico Áspero, ciudad pesquera de la civilización Caral. Este es un entierro humano que data de 4 mil quinientos años. Fue recuperado del edificio público “Los Ídolos de Áspero”. Se encontró al cuerpo en posición fetal, dentro de un hoyo cavado en un depósito de ceniza y material orgánico. Fue envuelto con una tela de algodón y una esterilla de junco, sujetado con soguillas.

Tras análisis se descubrió que el cuerpo habría sido el de una mujer de aproximadamente 40 años.

El ritual de entierro habría iniciado con una ofrenda conformada por un mate conteniendo fragmentos y semillas de vegetales. Luego se dispuso de objetos apreciados por la sociedad de Áspero: un collar con cuentas de molusco, un dije hecho de spondylus y cuatro tupus con diseños de aves y monos elaborados en huesos de animales mamíferos.

El hallazgo es importante ya que nos ayudan a conocer aspectos de la organización social y del sistema religioso de la sociedad de Áspero.