Patricia Aguilar, la joven española que desapareció en 2017 tras cumplir la mayoría de edad, ha sido localizada en una región selvática de Perú, según han confirmado a EL PAÍS fuentes del ministerio de Exteriores.

Durante el operativo, la policía peruana ha detenido a un hombre acusado de liderar una secta satánica que tenía sometidas a tres mujeres, entre las que se encontraba Aguilar, según ha informado el municipio peruano de Pagoa, donde se produjo la intervención.

Los padres de la chica han denunciado que estaba en manos de una secta apocalíptica que hace esclavas sexuales y llevaban semanas en el país andino intentando agilizar la investigación. La joven, madre de un bebé de un mes, ya se ha reunido con su padre y están haciendo gestiones para traerla a España.