Mediante su portal de Facebook, la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, negó las acusaciones de la actual teniente alcaldesa, Patricia Juárez, con respecto a su responsabilidad por las protestas actuales en Puente Piedra por el peaje.

Durante la gestión de Villarán se firmó el contrato con la empresa brasileña Odebrecht para ejecutar el proyecto Rutas de Lima.

Villarán explicó que la concesión Vías Nuevas de Lima se realizó con Odebrecht de forma “absolutamente transparente”, y considera que la obra due “necesaria para hacer más fluido y seguro el tránsito” en la Panamericana Norte, Panamericana Sur y Ramiro Prialé, e integrando este proyecto con la Reforma de Transporte. Además, señaló que la concesión inició en abril del 2010, por ende, aun cuando Castañeda Lossio era alcalde.

Además, indicó que se habían acordado una serie de obras obligatorios que podrían haberse ejecutado antes de que se empezara a cobrar el peaje.

Asimismo, señaló que los vecinos “están en su derecho de reclamar pacíficamente que se terminen las obras obligatorias en la Panamericana Norte”.

Manifestó que en un comunicado la Municipalidad de Lima, además de sus funcionarios en otras ocasiones, la “nombran y, en pocas palabras, me hacen aparecer como responsable de lo ocurrido”. Sobre esto comentó:

“Ellos no tienen las manos atadas, pueden (y parece que lo han hecho) modificar de común acuerdo el  contrato con adendas e Invermet debe vigilar el cumplimiento del mismo ya que se trata de concesiones a privados. Es también responsabilidad de la gestión actual prevenir los conflictos mediante el diálogo y la concertación. Cualquier hecho que ocurra en la ejecución de este proyecto de Vías Nuevas de Lima desde enero del 2015 es de absoluta responsabilidad de la actual administración”.

La exburgomaestre agregó que acudirá a las citaciones de la Fiscalía y el Congreso de la República para responder sobre las coimas que pagó la empresa brasileña a funcionarios para ganar licitaciones. Indicó que irá “con la frente en alto” debido a que consideró que su gestión fue “transparente y proba”.